Adriana y Alberto

Días que empiezan con nervios, que acaban dejándose de lado por sonrisas, lágrimas de emoción , lecturas de amigos y familia cargadas de sentimientos, canciones sorpresas y hasta bailes. Cuando los invitados están tan implicados y convencidos de que quieren pasarlo bien poco más hace falta para que todo funcione.

Y esto pasó en la boda de Adriana y Alberto, un lugar precioso, una gran pareja y amor, mucho amor.

Me encantan las bodas llenas de bailes pero me encantan vivirlas de la mano de Beatriz Pitarch, mil gracias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies