Adriana y Alberto

Días que empiezan con nervios, que acaban dejándose de lado por sonrisas, lágrimas de emoción , lecturas de amigos y familia cargadas de sentimientos, canciones sorpresas y hasta bailes. Cuando los invitados están tan implicados y convencidos de que quieren pasarlo bien poco más hace falta para que todo funcione.

Y esto pasó en la boda de Adriana y Alberto, un lugar precioso, una gran pareja y amor, mucho amor.

Me encantan las bodas llenas de bailes pero me encantan vivirlas de la mano de Beatriz Pitarch, mil gracias.

×

Powered by WhatsApp Chat

×